Aplicaciones
  
* Colocación de Ladrillos en Muro de Fábrica con Mormix
 
Las propiedades del mortero Mormix que influyen en la calidad final del muro de Fábrica son:
 
1. Las resistencias mecánicas normalizadas y constantes.
2. La reducida absorción capilar
3. Gran trabajabilidad (perfecto relleno de las juntas)
4. Baja densidad (mayor aislamiento térmico y acústico) 
 
Para la calidad final del muro, tan importantes son las propiedades del mortero Mormix, como la correcta aplicación del mismo.
 
Por eso es necesario recordar unas mínimas recomendaciones de uso que se recogen en distintos documentos oficiales y que afectan a todos los morteros, independientemente de su fabricación.
 
Recomendaciones de uso:

1. Las piezas de albañilería deben tener un contenido de humedad adecuado. En la mayoría de casos se deben humedecer.
 
2. Las piezas de albañilería se colocarán a restregón, no pudiendo moverse una vez efectuada la operación. Si fuera necesario modificar la posición de una pieza, se eliminará el mortero.

3. El mortero debe rellenar totalmente las juntas.

4. La altura de la fábrica construida en un día no debe ser excesiva, depende de los espesores de la fábrica y de la junta, del tipo de mortero y del peso de las piezas.
  
5. La fábrica recientemente construida se mantendrá húmeda cuando la humedad relativa del aire sea baja o la temperatura alta y/o los vientos sean fuertes.
 
6. En tiempo lluvioso se suspenderá la ejecución cuando el paramento no esté protegido.
 
7. En tiempo de heladas se suspenderá la ejecución, y al reanudar los trabajos se comprobará la parte construida el día anterior.

8. La obra recién construida se protegerá contra el viento o daños mecánicos.