Aplicaciones
 
* Colocación de Solados con Mormix
 
El mortero en solados se utiliza como material soporte de losetas, terrazos, u otros elementos similares.
 
El mortero actúa de diversas formas:
Como nivelador y corrector de la superficie de la base.
Como material soporte, conjuntamente con el resto de materiales del solado, de las cargas debidas al peso y al tránsito que deba soportar.
En algunos casos, dependiendo del sistema de aplicación elegido, de la naturaleza de las piezas a colocar y de las tensiones y cargas que van a actuar sobre el solado, el mortero será el responsable de la unión con los elementos a colocar.
 
Las propiedades del mortero Mormix que influyen en la calidad final de un solado son:
 
1. Facilidad de aplicación.
2. Resistencia adecuada al uso y uniforme.
3. Menor riesgo de fisuras.
4. Mayor tiempo abierto de colocación de las piezas.

  
Recomendaciones de uso:

Las recomendaciones de uso serán en función del sistema de colocación elegido:


A. Colocando pieza a pieza. Se coloca el mortero en el suelo en cantidad suficiente para que una vez colocada la pieza sobre él y nivelada mediante una serie de golpes, rellene totalmente la parte inferior de la pieza. En este caso la unión la dará la capacidad adherente del mortero junto con la aplicación.
 
B. Extendiendo y nivelando el mortero en una gran superficie y logrando la unión mediante la extensión de una lechada de cemento que se coloca entre el mortero y la pieza, ya sea como tal, o hecha in "situ" sobre el propio mortero mediante el espolvoreo de cemento y humedecimiento del mismo, previo a la colocación de las piezas.
 
C. Colocación de las piezas con cemento cola. Se emplea cuando las piezas presentan bajas absorciones lo que perjudica la unión con los morteros convencionales, de ahí que existan productos específicos para estos materiales.
 
Se procederá extendiendo y nivelando el mortero, y una vez esté endurecido y estabilizado, se colocarán las piezas mediante cementos cola siguiendo siempre las instrucciones del fabricante.